miércoles, febrero 23, 2005

Retomando el camino

Que difícil es a veces, retomar el camino, tras una lucha interna, esa tormenta energética que nos azota y nos hace tambalear, como el árbol que es azotado por el viento, pero con el resentimiento de que nuestros “yoes” o personalidades, se han aprovechado de la situación para salir y sacar su peor cara.

En esos momentos es una lucha interna entre estos y el ser. El ser interior que hay en mi, en cada uno de nosotros. La Luz pura, el amor.

Ahora la dejo salir, e intento iluminar de nuevo mi camino, la senda por donde vengo caminando toda este tiempo, buscando no se que destino pero con un claro final.

Poco a poco..... voy retomando el camino que perdí durante unos días, horas, momentos....
Vuelvo a el con añoranza, como quien vuelve a ver a ser querido que no vió desde hace tiempo.

Pido a los guías de luz que me guíen y me transmitan su sabiduría para poder encontrar en lugar justo donde todo fluye y nada se detiene.


El cosmos, el Universo....nos va guiando y vamos retomando el camino.

4 comentarios:

NADA dijo...

Siempre digo que las crisis, contempladas de forma consciente, nos hacen aprender y dar un paso adelante. Oscar, si todo fuera lineal, si no tuviéramos ninguna duda, no avanzariámos... Creo que hay que bendecir esas crisis, no tengo más que leer tu escrito para ver que has sacado sabias conclusiones.
Un besito :)

Alvaro Rolando dijo...

Hola, soy un psicólogo colombiano, he leido su post y me parece bastante interesante, lo felicito por sus líneas, son tranquilas y permiten expresar cómo los grandes cambios en la existencia presentan un sentido... espero que siga publicando frecuentemente

La senda dijo...

Gracias Nada por tus ánimos y consejos, espero seguir aprendiendo, siempre se aprende, todo paso es un constante aprendizaje.

Gracias Alvaro, un saludo, y espero que encuentres algo de luz entre mis lineas, escritas desde mi humilde ser.

Saludos

Julio dijo...

Mi frase favorita es "Dejarse ser". En ella se resume el fluir de todo con la vida. Es dejar de lado todo tipo de resistencias, posible cuando uno deja que esa esencia de amor, que vive en ti, actúe. Es dejar de ser desconfiado con uno mismo, es dejar de tener temor por todo, es dejar de ser pesimista como modo de vida. Ya ves, "dejar ser" es "dejar de ser ese yo falso"

Un abrazo