sábado, junio 05, 2010

pensamientos



















A veces olvidamos la importancia del silencio,
la quietud para encontrar una armonía con nosotros mismos,
y con la persona que nos acompaña.


Cerrarse a las emociones impide la armonía en tú interior,
todo debe fluir de manera natural.


Sí confundes el amor con el sentimiento estarás en un mar de confusión interior,
que alguien te guste no es amor, llámalo conexión.


Mientras hagas algo, beber, comer, leer, jugar, pasear, amar,
que sólo exista ese momento , se consciente de ello, y nada más.


El Tantra te enseña a reclamar respeto para el cuerpo, amor por el cuerpo,
no hay técnica, porque es energía más allá de lo físico.


Encuentra una nueva manera de encontrarte y explorar a quién está a tú lado, juega....
la rutina es por si misma anti-vida.


Eres el mundo, de modo que si tú cambias, el mundo cambia,
todos tenemos ese pequeño poder de mover grandes cosas si vamos juntos.



- Osho / La senda de luz -