lunes, agosto 21, 2006

Y si mañana.... ?



A veces nuestra existencia, nuestras vidas, los caminos que vamos recorriendo,
se ven truncados y sin previo aviso, sin motivo aparente,

y de manera fugaz dejamos de estar al lado de aquellos a los que queremos.

A veces, amigos, familiares, se marchan, de manera brusca, en ocasiones, de forma brutal, a veces incluso pensamos que injusta.

Accidentes en transportes públicos, accidentes de coches, enfermedades, asesinatos, etc.

Hechos que nunca pensamos que nos puedan llegar a suceder, no creemos que nos pueda tocar, incluso la propia muerte natural, la vemos como algo muy lejano, distante, como algo que en teoría llegará tarde muy tarde, pero a veces, no es así.

Son experiencias difíciles, duras y angustiosas, precisamente porque nunca las esperamos, no contamos con ello y la sorpresa no solo nos desborda, sino que nos bloquea y nos deja sin razón.

Por eso a veces reflexiono y tengo en cuenta que la vida física en nuestro cuerpo, es algo temporal, e intento ser consciente de que en cualquier momento, puede llegar la hora de marcharse, sea de una manera natural o accidentada, tranquila o trágica.


Hace ya unos cuantos años pude conocer el caso de la hermana de un amigo, que estando en la flor de la vida, y sin tener ninguna enfermedad, un buen día al llegar la noche, dio la buenas noches a sus padres, hermanos, y fue a dormir... a la mañana siguiente, sonó el despertador, y aquella mañana, ya no apagaría el despertador que sonaba como todas las mañanas.

Diariamente escuchamos y vemos, los accidentes que suceden, los muertos por accidentes de tráfico, enfermedades de familiares, etc y de nuevo, reflexiono sobre ello,


y agradezco al Universo el poder seguir esta senda, este transito de experiencias, y de tener una oportunidad más, un día más para poder compartir mis experiencias, conocimientos y sentimientos con aquellos que quiero, añoro, familiares, amigos, etc.

Gracias, me digo muchas veces, por poder respirar, sentir y vivir.

Porque, es difícil plantearse una pregunta tan difícil y dura, como....


¿Y si mañana, ya no estuviese aquí?


Ser consciente de ello, ayuda en muchos casos a ser más humano, y sobre todo ayuda querer estar libre de sentimientos culpables, de viejas heridas, rencores, etc.

Nunca es tarde, quizá hoy mismo o mañana, para hablar con esa persona, familiar, amigo, pareja, y decirle lo que sientes por el, lo importante que es para ti, el pedirle disculpas o perdón por algo que hiciste mal tiempo atrás y sentirte más tranquilo interiormente con uno mismo....

Nunca es tarde para dar un abrazo, un beso, una sonrisa, un gesto de amor, para ofrecer una amistad o para ayudar a alguien que lo necesite.


Por ello, siempre aprovecho, para darles las gracias, ser agradecido, pedir disculpas e intentar expresar mis sentimientos de afecto.


Agradezco al Universo cada oportunidad, cada amanecer, cada respiración, cada momento, a veces hermoso, a veces duro y complicado, pero siempre lleno de esencia, de luz.

Para aquellos, que me quieren, que están a mi lado, para los que me han ayudado a aprender con sus experiencias, a todos... les doy las gracias y deseo seguir a su lado hasta que el Universo, Dios, Alá, Buda o lo que sea, decida que es la hora de marcharse.

Gracias por haber podido conocer gente tan maravillosa, especial y mágica, por los amigos que ha permanecido y los que se marcharon, gracias a mi familia por el afecto y cariño, gracias a mis padres por su dedicación, esfuerzo y amor.


Debemos ser conscientes, de que ese momento de marcha, es un cambio, una transformación,
Y el sentirnos muy apegados a mundo físico puede tener o causar problemas.

Sea como sea, sigue la luz y dejate guíar por ella.

5 comentarios:

Jedi dijo...

No atormentarse con el futuro, o no se disfrutará el presente.

Bohemia dijo...

Vivir cada día con gana, exprimiéndolo y sacándo lo mejor, porque no sabemos cuando va a ser el último. Abrazos

México Liberal dijo...

Que existan seres humanos como tú me da aliento en seguir adelante me reafirma la fe en el ser humano en el corazón humano.

Mucho de lo que escribiste en este post yo lo sentía, por eso, estaba entregado a la tarea de darle todo mi amor a mi hermana que murió el viernes y a su hijita de 11 años, me faltó tiempo, pero me dejó la enorme satisfacción que en la medida de mis posibilidades le di a mi hermanita algunos momentos de felicidad.

¡Ah! Si México (y la humanidad) tuviera más hijos como tú, México sería otro.

Por aquí estré a menudo. Gracias

Brisa dijo...

Gracias amigo.
Un abrazo

Patricia 333 dijo...

Gracias por tus palabras , Gracias porque mi amigo Liberal sintio en ellas un poco de consuelo, gracias por visitar mi blog

Todo lo escrito es lo que yo misma he sentido y no he podido expresarlo tan bellamente como tu

Saludos desde mi Mexico querido