domingo, agosto 20, 2006

¿Hacia donde van las estrellas?



Aquella noche, era una noche fresca, ya de finales de verano, rodeado de montañas,

que apenas dejaban entrever las copas de los árboles de aquel frondoso bosque,

todo iluminado por la tenue y débil luz de una Luna apenas creciente,

dejando ver solamente una fina parte de si misma.



Era como si la Luna quisiera jugar al juego de los enamorados,

ese que se miran apasionadamente solo cuando el otro mira hacia otro lugar,

y en el momento que se cruzan las miradas, algo en su interior les hace ocultar,

esconder y bajar esa mirada quizás para disimular, quizás por timidez....

lo mismo le ocurría a la Luna esa noche....



Así pues, dejé que la Luna siguiera su juego de pasión, y decidí tomarme la noche con calma,

intentar sentir todo el Universo, y digo sentirlo no observarlo, que absurdo me dije.....

el Universo no se observa, solo se siente,

nosotros somos parte de Universo, del Cosmos,


uno más en la inmensidad infinita.




Me tumbé mirando con los ojos al firmamento, sin buscar un punto fijo,

me acomodé, y a los pocos segundos, respiré hondo, muy hondo....

aquel aire con brisa llena de energía y olores de bosque,

empecé a estremecerme, tantos olores, tantos matices por sentir, tantas sensaciones....




Tras un buen rato de sentir y sentirme parte de ese todo..

de repente, y sin pensarlo, me vino interiormente una curiosa pregunta,

¿hacia donde van las estrellas?




Sin darme tiempo a reaccionar, me vi envuelto o rodeado por unos puntos luminosos de luz

que a modo de baile o danza, no dejaban de revolotear por todo mi alrededor,

estaban por encima de mi, no sentí miedo, todo era paz,

¿hacia donde van las estrellas? volví a escuchar en mi mente otra vez....




“Las estrellas, no van hacia ningún lugar, no vienen y van, simplemente tienen una existencia, una vida propia y un propósito para estar ahí, igual que lo tenéis todos vosotros” me dijo una voz interior que me pareció llegar de una de esas luces que me rodeaban.


“Vuestra civilización, vuestra especie apenas ha comprendido el sentido de su existencia, más allá de lo puramente físico y tecnológico”

“Creéis y pensáis que vuestra pequeñísima representación a escala global con el Universo no os afecta ni que vosotros no afectáis a el, y no es así ni mucho menos?

“Todo ser de luz, en el Cosmos, tiene una función, un valor, y en mayor o menor medida afecta a lo que le rodea, a su entorno, más allá de lo que imagina”



“No deberíais centraros tanto a nivel físico, recordad la ley de los pensamientos y los actos”


“Recordad que sois no más que energía en un grado de estructuración o representación que por su forma os diferencia de otras, igual que el agua del hielo, pero en si mismos lo mismo, Energía.”


“Vuestros pensamientos, y vuestro amor, tiene la capacidad de hacer grandes cosas que a veces ignoráis, pensad en positivo, tened buenas intenciones, desear el bien a aquellos que os rodean, y solo eso, moverá una maquinaria tan grande como el propio Universo”


En aquel momento y ante tanto asombro, pregunté...

¿Quieres decir que nuestros pensamientos mueven el Universo?

“El Universo se mueve por muchos factores que ahora no puedes llegar a entender, pero uno de los principales, son los pensamientos llenos de amor, los actos de amor, son para que lo entiendas, el combustible que hace que todo funcione, repito, más allá de lo físico pero armonizado con este.”

¿Pero, como es posible que un simple pensamiento de un ser humano pueda expandirse y recorrer todo el Universo y actuar sobre este? Pregunté...

“Todo tiene su fuerza, un pensamiento puede ser más puro y fuerte que miles de soles, te lo aseguro, el amor es lo más fuerte y maravilloso. Antes preguntabas por las estrellas, te diré que estas de alguna manera canalizan esas fuerzas y pensamientos y ayudan a expandir lo que reciben, multiplicando su fuerza e intensidad. Cada estrella tiene una función especifica”

¿Quieres decir que las estrellas, el Sol, son expanden o dispersan los pensamientos que tenemos?

“No solo de vuestros pensamientos, de muchas más cosas, además no sois los únicos en el Universo y no debéis menos preciar vuestra fuerza solo por compararos físicamente con la escala en tamaño físico con respecto a otros elementos del Universo, como dije anteriormente cada estrella tiene una función, pueden canalizar y expandir tipos de pensamientos según sean estos”

“¿Acaso creéis que no influyen en el Universo o incluso en vosotros mismos, vuestras células, los átomos que forman vuestra estructura física?, todo tiene su sitio y su lugar, todo sucede por algo.”


“Pensar en esto, reflexionar y sobre todo, recordad la importancia de las buenas intenciones, los actos de amor, los pensamientos que están cerca de la luz, vuestro planeta, vuestra civilización necesita de ellos para seguir adelante, para que podáis aprender y ayudar en un ciclo temporal físico en el que os encontráis”



Aquellas luces, que me rodeaban, desaparecieron, y dentro de mi, quedó una extraña sensación de que aún teníamos y tenemos mucho que aprender, y que pese a la infinita curiosidad de aprender del ser humano, Jamás sabremos todo lo que tenemos que saber en nuestro estado físico, siempre habrá límites para poder aprender y evolucionar.

Dejé que me mente se serenara ante tanta información, decidí escribirlo rápidamente para no olvidarlo, y poco después, seguí sintiendo eso que en realidad es parte de nosotros y que vemos como algo lejano..


El Universo, la Energía.

No se si esto será cierto o no, pero en cualquier caso, es algo que me hace reflexionar, pensar y quizás también ayudar a que las cosas sean mejores, a vernos como algo más esencial y no pensar que somos algo ajeno a lo que nos rodea.

Busquemos lo mejor de nosotros mismos, para un mundo, una sociedad en paz.



2 comentarios:

Kuan dijo...

Busquemos lo mejor, sí.. Porque está ahí, donde solo la mirada interior llega y comprende y Es... No, no estamos separados

Gracias Oscar

Un abrazo

La senda dijo...

Hola Kuan, gracias por lo que dices, un abrazo.