lunes, agosto 22, 2005

TAO - reflexiones



“Si conoces el camino, conoces la meta, ya que la meta no se encuentra precisamente al final del camino, sino que está a todo lo largo de él: en cada momento y en cada paso, ahí esta la meta.”

“No es que tú alcances la meta cuando llegas al final del camino, en todo instante, te encuentres donde te encuentres, si estás en el camino, estás en la meta.”

“De ahí que los taoístas no hablen de Dios, no hablen del moksha, del nirvana o de la iluminación. No hablan para nada de eso.”

“Su mensaje es muy simple: Tienes que encontrar el camino, recorrerlo.”

“El camino no tiene mapa, no está indicado, no es aquel que podáis encontrar siguiendo a alguien.”

“El camino no es una autopista, en realidad, es como el pájaro que vuela en el cielo sin dejar huella tras de sí. El pájaro a volado, y no ha dejado rastro alguno para poder seguirlo. Es un camino invisible, no está trazado, no está a la vista. Tendrás que recorrerlo por tus propios medios, puesto que no te servirán los medios de los demás”

“Buda recorrió el suyo, Lao Tsé recorrió el suyo, y Jesucristo recorrió el suyo”

“El cristianismo, el hinduismo, y el mahometismo entre otros, son autopistas, en ellas no tienes necesidad de arriesgar nada, sólo tienes que limitarte a seguir a la multitud.”

“Con el Tao tienes que ir tu solo, el tao respeta a lo único no a la masa, el tao respeta la libertad no la conformidad”

- Osho –



-----------------------------------------------



Ese camino se recorre, se siente, se vive en cada instante, en cada momento hay un aprendizaje, una experiencia nueva que cubrir por pequeña e insignificante que nos parezca.

Todo forma parte del todo y se presenta para observarlo, escucharlo, vivirlo.

Es simple, sencillo, no hay que buscar más allá de existencia de nuestro ser.
Siempre ha sido así desde mi punto de vista, siempre he seguido ese curso, ese camino, la senda de luz, senda que quizás otros no comprendan, no entiendan, e incluso les parezca aburrida sin tener presente llegar a un lugar que no se encuentra en el camino.

Si buscas llegar a la meta, perderás mucha energía, te perderás, por que ello pondrás mucho empeño, mucha energía, cada vez querrás llegar más y más pronto, más y más deprisa....
Al final no la encontrarás, estarás extasiado, extasiada y después de todo ese esfuerzo, habrás recorrido una senda, sin haberla vivido, sentido ni disfrutado.


Ese camino no está regido por dogmas, doctrinas, religiones u otras que quieren dictar como hay que hacer el camino, por donde hay que hacerlo y de que manera.

El camino es libre, solo tu lo recorres, solo tu formas parte de el.

Cada camino es único, distinto a los demás, es único, igual que el río que en cada instante cambia, fluye y se transforma en cada instante.

En ese camino, esa senda de luz, voy aprendiendo, en cada instante, en cada momento, respetando y descubriendo, escuchando y observando.


Y recorriendo el camino descubro, muchas “flores”, “frutos” o “cosas” de donde recoger experiencias y aprender, siempre las hay.....meditación, relajación, zen, tantra, yoga, etc etc pero siempre, sin pararme, sin engancharme a estos, sin querer formar parte de ellos, simplemente observándolos. Quizás no sean necesarios, pero forman parte de ese camino

Es bueno apreciar lo que te ofrece el camino y aprender de ello.


Buscando el equilibrio entre el Sol y la Luna,
entre el yin y el yang, entre lo masculino y lo femenino.



Ese equilibrio que hace que todo sea armonía,

si florecen las plantas o si caen las hojas,

el equilibrio entre el día soleado, y la fuerte tormenta.




Todo me rodea, en el camino, en la senda.


- La senda de luz –

5 comentarios:

Kuan dijo...

Oscar :) Es precioso y encierra una gran verdad. "La meta es el camino" Una vez somos conscientes de esto, todo tiene sentido.

Muchos besos

chocoadicta dijo...

Realmente tiene razón Kuan. Además de precioso hay muchas cosas que recobran sentido si se miran así.
Gracias por tu comentario y por el estupendo enlace de tu arte. Te molestaría si incluyo tu página con alguna foto en algún post para darlo a conocer?
Besotes

La senda dijo...

si las cosas son más fáciles y sencillas de lo que nos hacen ver a veces Kuan... me alegro que lo veas asi


chocoadicta, no hay problema, vaya sorpresa, gracias

saludos

Julio dijo...

Leyendo esto me doy cuenta de la profundidad que tiene la vida, mucha más de la que vemos al ser esclavos de nuestros hábitos diarios, que nos hacen perder esa real perspectiva interior.

Luzdifusa dijo...

El Tao es, en esencia, "Dejar que el universo sea como es"

Por ende esto implica dejarnos a nosotros ser como somos.

Si consideras que has de cambiar o que un cambio futuro te va a poner en la vía, ya estas fuera de ella.

Ya estamos todos (todo el universo) en el Tao