jueves, julio 14, 2005

Reflexión social



Hoy en día, no dejo de asombrarme de los hechos que acontecen el mundo en general, porque al fin al cabo, nuestro mundo es como un ser vivo en donde si algo falla aunque sea remoto, afecta a todo lo demás.

No tenemos más que pensar en el cambio climático por ejemplo. Algunos países o gobernantes, creen que el hecho de contaminar un río, el mar o la atmósfera, no les afecta personalmente, cuando en realidad si están siendo afectados ya sea por su propia acción o la de otros como el. Y lo más triste no es que nos afecte a todos nosotros, sino que es algo a largo tiempo, y que quizás algún día todo eso, tenga un traspiés y de un aviso importante a nuestra sociedad, a la humanidad.

No dejo de asombrarme la brutal diferencia entre unos países y otros, entre unas civilizaciones y otras, que no hace más que hacer reflejo de nuestra actual situación a nivel interior, dejando esos problemas a un lado y siguiendo el camino sin tender la mano a aquellos que lo necesitan.

Me auto critico, critico a nuestra sociedad consumista, que a pesar de tener casi todo lo que podemos desear y querer, no nos conformamos con ello y aún queremos más y más y más....

Es la sobre explotación del consumo.

¿Y que ocurre con nuestra sociedad en cuanto a valores, educación y respeto ?

Muchos creen que algunas normas están hechas para literalmente no ser cumplidas. Y estos que se saltan estas normas no deben pensar en lo que puede afectar sus actos hacia otros ciudadanos.


Lo más curioso y llamativo, es como se pueden notar diferencias en estos términos sin llegar a salir de un país, basta con viajar a una u otra provincia, pueblos etc, para ver como en algunos sitios, se respetan las normas de circulación, señales, limpieza, respeto al medio ambiente, etc, y como en otros sitios esto no se tiene casi en cuenta.

¿Porqué esa diferencia tan notable?

Pienso que parte de ello está en la educación, y en la forma de vida de esas personas en cada zona. A veces, los detalles son importantes y pueden hacer de estos, que sea más agradable nuestra vida en donde estemos viviendo.


Me llamó mucho la atención el documental que se emitió el oto día en Tele cinco sobre el tema de la droga, y como chicos de 14 y 16 años pasaban un fin de semana a base de pastillas y cocaína. ¿Qué es lo que está fallando para que estas cosas ocurran?, me pregunto.

Seguramente en todo esto, afectan muchas cosas, diversos factores y aunque la educación es importante tampoco lo es todo, ya que factores como el lugar donde vivimos, la gente que nos rodea, o el ambiente de los colegios, etc van declinando sobre una actitud u otra.



El sentido de humanismo, viene de ser consciente de los problemas de los demás he intentar poner remedio, para evitar molestar a estos que nos rodean y al mismo tiempo hacer nuestra vida un poco mejor.

El respeto, la compresión y la tolerancia son pilares básicos en toda sociedad que quiera evolucionar y crecer interiormente.



Por hoy, dejo de reflexionar, y sobre todo, doy gracias por un nuevo día,

Gracias por un nuevo amanecer, atardecer....
Gracias por el soplo de viento, y brisa de mar...
Gracias por poder escucharte, tocarte y verte....

3 comentarios:

Karenina dijo...

Respeto, comprensión y tolerancia. Parece sencillo, pero compruebas igual que yo que no es frecuente encontrar ninguna de estas tres cosas. Y respecto a la naturaleza, nos la estamos cargando sin que apenas le importe a la gente. En los dos últimos años hemos visto que el Cantábrico, rico en pesca hasta hace poco, está esquilmado (el bocarte ha casi desaparecido), se construyen autovías que en ocasiones separan manadas, dejan los machos a una lado y las hembras a otro y nos vamos quedando sin otra especie...Y seguimos, consumiendo sin medida, destruyendo, enfrentándonos, matándonos, permitiendo que medio mundo se muera de hambre...
Me encanta el final de tu post; a pesar de que ves el horror del mundo eres capaz de dar gracias por un nuevo día. Tengo mucho que aprender de ti. ¿Dónde está tú secreto?
Gracias por tus deliciosos poemas

La senda dijo...

Gracias Karenina.....

no creo que haya un secreto... en tal caso cada cual puede tener su secreto o su forma de encontrar ese yo interior, el ser, la luz

No dejes que las sombras oscurezcan o intimiden la luz que hay dentro de ti, poque esa luz, puede iluminar miles de mundos como este.

Busca y camina esa senda que nos toca recorrer, el camino de la vida, con la máxima armonía y paz interior.

Llena de luz

Por cierto si necesitas algo, o preguntarme algo, puedes mandarme un e-mail.

saludos

Julio dijo...

Me encantan tus reflexiones. Estoy en la mismas línea, en este sentido.
Deseo otro mundo, y me uno a la divisa: "Otro mundo es posible".
Aún así, no dejo de preguntarme por qué no sucede un cambio "de verdad" todavía.
Desearía ese cambio serio, visible en la vida de cada dia, en la política, en la economía (redistribución de la riqueza).
Esperamos, y desde nuestro corazón, tenemos esperanza, porque nosotros vivimos, ya, en el amor y en la luz.

Un saludo, amigos, Karenina y Oscar.