jueves, junio 16, 2005

esencia, energia, matrix



Recojo el pomo de la puerta que abre otra existencia, y tras esta, se descubre un mundo creado para vivir una vida ajustada y preparada para aprender tantas cosas como queramos.

De repente del silencio, la calma absoluta y la plácida tranquilidad, pasas el túnel que te lanza hacia esa luz fugaz que te desorienta y te desborda de tantas sensaciones y emociones recibidas en un solo instante, en tan poco tiempo.

Todo pasa fugazmente, miro hacia un lado y otro, empiezo a caminar por esta existencia, y empiezo a descubrir emociones, sensaciones, seres igual que yo, que al mismo tiempo aprenden, cada uno a su ritmo, sin prisas, todo llega.

Me observo la mano, y casi empiezo a ver que no es ella a la que veo, sino energía, más allá de las células y los cromosomas.

Las puertas se abren y se cierran continuamente y curiosamente, a veces, sufrimos por ello, cuando en realidad es un hecho natural.

Cierro los ojos, y parece verse aquello que no percibe la vista normal.


Es la ley de Universo, del cosmos.

Esencia, Energía, Matrix, la otra realidad.

3 comentarios:

Brisa dijo...

Un besito de buenas noches, bonito post, mañana comento :)

Brisa dijo...

Encontrar seres como nosotros, a los que nos sentimos unidos por la misma energía, en el mismo aprendizaje hace que el universo adquiera un valor especial :)

Me ha encantado tu post ! Un beso

Julio dijo...

Esa perspectiva, de la luz, de la energía, es la que nos permite vernos más allá de los agobios cotidianos. Somos algo más que nuestros problemas. Si nos centramos demasiado en nuestra pequeña vida parece que los problemas diluyen nuestra conciencia de ser.

Matrix es una enseñanza enorme, que nos descubre el infinito mundo de luz y amor que somos

Un abrazo!