sábado, abril 16, 2005

¿hacia donde va el camino la vida?



En cada momento de nuestra vida, surcamos ese camino que nos lleva a algún destino sin razón, sin lógica, sin sentido porque al final, todo puede o no puede ser, todo es efímero en el momento que decidimos hacia donde vamos.

Es el rumbo de un destino sin nombre.

Podemos acoplarnos e intentar caminar por ese camino que nos ofrecen, quizás cómodos, felices y maravillados, pero nunca sabremos si ese es el camino correcto, o si será así para siempre.

¿hacia donde va el camino de la vida?

No lo se francamente. Cada ser, cada persona es ese árbol del que hablé, con sus infinitas posibilidades, y formas de viajar, sus cientos de oportunidades y de variedades de una forma de vivir, sentir, soñar.

Ahora retomo el camino perdido o quizás simplemente cojo otro, seguramente.

Y en el intento observar la nueva situación, el nuevo paisaje, el nuevo cielo, las nuevas puestas de sol, y el nuevo firmamento.

Parecen iguales, pero no lo son.

Empecemos a caminar en este nuevo sendero de la vida.

10 comentarios:

NADA dijo...

Yo creo que a lo largo de la vida, tomamos un sólo camino. Lo que cambia es el paisaje, ese paisaje del que vamos extrayendo las distintas experiencias. Por supuesto que a veces podemos tomar atajos, ir hacia adelante o hacia atrás, pero al fin el camino recorrido es el de nuestra experiencia, aquella que necesitamos para llegar al punto kármico conveniente.

Desde mis creencias, el camino lo elegimos entre una y otra reencarnación, ayudados por el consejo Karmico; elegimos aquellas experiencias que más nos convienen para aprender.

Aquí hay veces que no comprendemos por qué se nos presentan determinadas experiencias, pero nada ocurre al azar, todo es el efecto de una causa conocida o no...

Un beso, Oscar.

La senda dijo...

Hola Nadita

Como tu bien dices, efectivamente, el camino al menos así lo veo yo también, se elige antes de reencarnar en nuestro cuerpo físico para nuestra siguiente y próxima vida, imagino que con determinadas experiencias y vivencias muy marcadas.

Pero dentro de todo este trazado marcado, pienso, no se, lo mismo me equivoco, que hay un margen de hechos que no están predeterminados para que ocurran, salvo que se hagan determinadas cosas o actuaciones, son como distintas opciones o caminos dentro del general, es como lo que hablaba en el post anterior de que hay un solo tronco y diversas ramificaciones de la vida.

Pero vamos al fin al cabo, es solo una representación mental que nos hacemos para poder "intuir" un "poquito" casi nada, lo que realmente pasa en nosotros mismos, en la existencia, en el universo.

Tu forma de verlo es perfectamente válida también y por supuesto veo coherente todo lo relacionado con la reencarnación, de la cual quizás hable algún día.


Un abrazo y besos.

DuNa dijo...

Nuestra vida es una elección, un camino y cada mañana trazamos caminos nuevos, nuevas sendas que nos llevan a nuevas experiencias, un cielo nuevo, nuevas estrellas... pero es lo que elegimos. Aunque, el no elegir, también es una elección. Aún así, hay un camino inamovible que va de la vida a la muerte. El paisaje en ese tránsito es nuestro :-)

Brisa dijo...

Oscar, quizás si tuvieramos más practica (bueno al menos hablo por mí :( ) en escuchar lo que nuestra voz interior nos dice, nos sería más fácil descubrir o redescubrir ese camino que hemos trazado igual de alguna manera previamente para nosotros. Si supiera conectar más con mí yo y lo hiciera más a menudo igual sería capaz de redescubrir que es lo que debo aprender de cada éxito o incluso de cada vez que me siento derrotada por mi misma. El camino que escogemos quizás no es lo más importante de todo, pq en realidad siempre podemos volver hacía atras, o escoger uno nuevo. Quizás lo más importante es como lo vivimos, como transitamos por él, como compartimos ese camino cuando nos encontramos con otros caminantes.

Yo creo en definitiva que tener una meta es necesario pero sobre todo lo que hace más feliz la vida, es el proceso que seguimos hasta llegar a ella, en eso en realidad es en lo que igual consiste nuestra vida y a veces creo que se nos olvida, estamos tan preocupados en llegar a cualquier lugar, que se nos olvida como estamos llegando, que no vemos a quien camina a nuestro lado, que no le tendemos nuestra mano pq eso nos haría retrasar en nuestro objetivo. Creo que en mí caso concreto eso es lo que me apetece más disfrutar en estos momentos, del camino, la meta aún está lejos para mí.

Un besito :)

La senda dijo...

Ciertamente Duna y Brisa estáis en lo cierto y así lo veo yo también.

Como dice brisa, la meta está lejos, y sin olvidarse de ella, no hay que tener ese afán de llegar deprisa y corriendo porque en ese camino si se fuerza, se puede tropezar y no saborear y disfrutar de lo que nos rodea y vamos viviendo.

Por ello, la calma y la serenidad son importantes, aunque sea en momentos difíciles, como estoy pasando actualmente.

Un abrazo y me alegra veros por aquí.

Saludos

Henri Banks dijo...

Spread the message
People in china have to shut up and leave tibet
please put this pic in your blog
http://photos1.blogger.com/img/16/1574/1024/shut%20China.jpg

Brisa dijo...

Pues te deseo calma y serenidad :) para que tus momentos se vuelvan más sencillos y te dejo un abrazo que quizás no ayude pero espero que te haga sentir aunque solo sea un poquito mejor.

muralla dijo...

Siempre que llegamos a una encrucijada la elección del camino se vuelve difícil. Creo que es entonces el momento de pedir la iluminación del Divino, para que El nos ayude a encontrar el camino correcto. Después sólo queda el confiar en seguirlo con fé y esperanza.
Un abrazo. Muralla.

(r) Agua dijo...

Pues menudo lio.Ni sé cual es mi meta, ni mi camino, ni creo reconocer los cruces y el paisaje no es nítido. ¿Qué hago yo aquí? Pues sólo buscar esa serenidad de la que hablas, a ver si me desbloqueo.Y hacerte un rato de compañía, que me gusta.
Un beso.

La senda dijo...

gracias, vuestras palabras me dan ánimos....

no te preocupes -Agua- a veces las cosas más sencillas son las más hermosas si llegan a nuestro corazón y nos hacen ver lo que hay más allá de lo que realmente vemos con nuestros ojos.


un saludo