jueves, abril 14, 2005

el árbol de la vida



Cada rama,
cada parte del árbol de la vida,

es un camino,

una ruta diferente
que podemos escoger,

vivir un instante efímero,

donde cambiar de rumbo
dentro de un gran tronco.



Vamos fluyendo,
caminando entre ramas,

en el árbol de la vida,

en sendas de luz.

2 comentarios:

Brisa dijo...

Sí.. me gusta el simil que has utilizado, un tronco quizás sea el camino grande por donde de alguna manera circulamos todos, luego cada uno va escogiendo su propio camino, su rama. Hay tramos que los compartimos, otros que se cruzan entre sí, y al final algunos donde al llegar a la puntita de la rama, nos sentimos como al borde de un abismo, solos, con temor a que todo haya finalizado y debemos de regresar de nuevo al tronco una vez tomamos el aprendizaje que fuímos a obtener.

Quizás lo más importante es eso que dices fluir a cada paso, sintiendo la luz en nuestro interior y así después poderla regalar a quien nos mira, igual que las estrellas.

Un abrazo!

(r) Agua dijo...

Vas eligiendo y haciendome paladear todas aquellas cosas que me gustan de manera especial, la lluvia, los árboles. Se descansa aquí. Es precioso venir. Gracias