jueves, abril 21, 2005

El jardín de las flores de luz 2



Llegó la alborada, aquella mañana, tras despertar en un sueño misterioso y lleno de mensajes extraños.

Desperté en la orilla del mar, escuchando el susurro del mar.

Desnudo en aquel lugar sin temor ni pudor porque allí donde estaba no existía el miedo a la desnudez no había malos pensamientos hacia algo con solo era superficial, parte de un estado temporal.

Levanté mi cabeza y pude observar aquella plácida playa, rodeada por un cielo lleno de auroras boreales de miles de colores y a su vez el cielo, con matices violetas y azul celeste.

Se podían ver incluso las estrellas más luminosas.


Tras incorporarme y ponerme de pies, observé como a los lados de la playa, había unos grandes jardines muy luminosos que parecían centellear, eran como pequeños faros llenos de amor.

Mi curiosidad hizo que me acercase a observarlo, y allí pude darme cuenta que me encontraba, de nuevo, ante aquellas maravillosas e increíbles flores de luz.



Era de nuevo, un jardín de flores de luz.

Me di cuenta enseguida de la paz y tranquilidad que estas flores transmitían, yo no podía más que acariciarlas y transmitirles mi mismo sentimiento a través del pensamiento y la energía que envolvía mi ser.

En ese instante, escuché alguien que con voz suave dijo, “Has vuelto otra vez”.

Y con cierta duda y curiosidad pero sin temor, giré para observar a la persona que me hablaba, y pensando que sería el hombre mayor sabio que encontré en el anterior encuentro, pero no fue así.

Me encontré a hombre relativamente joven, pero más etéreo que físico, de hecho su figura estaba formada prácticamente por luz y estaba como flotando en el aire.

Aquello me llamó mucho la atención.

“no te asustes” dijo. “Soy yo el mismo maestro”.


Enseguida me di cuenta por sus gestos que era la misma persona, su bondad, paz y amor eran los mismos que se podían sentir a través de las flores de luz.

El me miró y orientó su mano hacia mi frente. Por un momento sentí flotar en el aire.

“cierra los ojos y pronto verás cosas maravillosas”




Así lo hice, y mientras tanto..... sigo esperando......espero con añoro volver al jardín de las flores de luz, creo pensar que algún mensaje hay en todo esto.




- El comienzo de la historia – El jardín de las flores de luz:
-
http://lasendadeluz.blogspot.com/2005/03/el-jardn-de-las-flores-de-luz.html

5 comentarios:

Brisa dijo...

:( Acabo de descubrir que ha desparecido el coment que dejé ayer :( bueno a ver lo intento de nuevo.

A veces sin ropa es cuando en verdad te sientes más vestido.

Mi deseo Oscar es que toda esa paz que integra ese hermoso jardin, y todo el conocimiento se integre como luz dentro de tí y te invada una sensación de paz y de calma. De ese modo seguro que las respuestas serán más fáciles de encontrar y los momentos difíciles más fáciles de superar. Un beso!

Azar dijo...

¡Qué bonito lugar! Un abrazo!

satirikon dijo...

Buenos días de Praga. Estudio español, pero todavía hablo muy mal. :-)

satirikon dijo...

pero trataré comprender tu blog, parece bastante interesante- adiós,

La senda dijo...

esperemos que los deseos y esas flores nos den mucha luz

un saludo, brisa, azar, y satirikon me alegra conocerte.