sábado, febrero 12, 2005

Encontrarse con el yo

Encontrarse con el yo, es como encontrarse con lo vacío pero a la vez lleno, la luz no ocupa lugar.

Ese yo o ser, individual, único y a la vez universal que se integra con el todo, el cosmos, el universo y la luz cósmica.

Ese yo, que aún siendo superficial, el yo (personalidad), puede separarse de los muchos y pesados lastres y apegos, que socialmente se nos impone y que a veces nos obligamos a realizar por seguir la corriente, por no quedar mal, por el que dirán....


Encontrase con el yo interior, que aprende de cada instante de la enseñanza constante, la escuela diaria, el camino, la senda a seguir. La vida.

Nuestra existencia, nuestra vida, tiene un sentido, una lógica, un fin.


Poder encontrarse con la sabiduría de un niño, de un anciano, de un árbol, de un animal, de un grano de arena, de una flor...y aprender de todos ellos, saber observar y sentir de ellos, es algo emocionante, maravilloso.


Cada instante, cada momento, es ese encontrarse con el yo, no hay que buscar en lugares especiales, no hay que ir a iglesias o templos, pienso que todos formamos parte de ese todo que muchas veces tanto buscamos, y que en realidad está dentro de nosotros mismos.

Lo importante es fluir y seguir el sentido de la vida, de nuestra vida.

Aprender a respetar, a amar, a ser tolerantes, aprender a no dejarnos manipular a no dejarnos llevar, a ser uno mismo. Si lees esto y no te gusta, no te lo creas, piensa por ti y no pienses por mi.

Muchas veces, intento buscar las palabras precisas, para poder explicar lo que quiero decir, lo que siento, pero no las encuentro, antes de salir se pierden, se desvanecen.. porque todo fluye como el agua a cada instante, y lo que ahora es azul, después será verde, y explicarlo es complicado, difícil y a veces diría yo que imposible.


El Zen me habla de fragilidad y sencillez, simpleza y claridad, me da luz en el camino, por la senda de luz.


Encontrarse con el yo, me resulta más fácil a través del Zen.


El camino es largo pero también se puede acabar cuando menos lo esperas, y siempre es bueno, sentir cada día como un nuevo amanecer, una oportunidad más para aprender.


Todo fluye, tú también. No intentes nadar, ni correr, ni buscar una dirección concreta, fluye.

La senda de luz, no es un camino definido, rígido, no tiene normas, ni rutas, ni lugares donde encontrarse, porque el camino, la senda, está dentro de ti, en ti mismo.

Yo no puedo darte la solución, no puedo indicarte el camino, el lugar por donde ir, pero si puedo orientarte, o simplemente expresarme y a través de mis pensamientos, buscar tu propio camino.

Tu creas tu camino, nadie lo define o crea por ti.


“La verdad jamás puede estar contenida en ninguna palabra”.
“La verdad sólo puede ser experimentada; puede vivirse, pero no hay forma de expresarla”.
Osho.



Paz, luz y amor para este hermoso planeta.

6 comentarios:

NADA dijo...

Es cierto, hay tantos caminos, tantas verdades como personas... El camino no es exterior a uno mismo, ha de experimentarse, por eso el mejor maestro es el que reside en nuestro ser interior. Apoyos hay muchos, y uno de estos es el Zen que, como dices, se caracteriza por su sencillez y su naturalidad, porque afirma que todo lo sagrado se puede encontrar en lo cotidiano, que no hacen falta grandes empresas ni enormes esfuerzos para hallar la unidad.

Muchos besos amigo :)

muralla dijo...

Me gusta y me ayuda leerte. Gracias por tus sabias palabras.
Un abrazo. Muralla.

Brisa dijo...

Creo que encontrarse con nuestro yo más profundo (si es que puede existir otro) es conectarnos con la vida, la nuestra, descubrir lo que somos, para poder llegar a lo que queremos ser, es descubrirnos para descubrir, es TODO y sí eso debe de ser la luz, yo empecé a sacar lo que sobrababa y espero llegar al centro de mí misma, para poder mostrarle al mundo mi verdadera belleza aunque ésta sea imperfecta.
Un abrazo.

La senda dijo...

Me alegra, Nadita, Muralla y brisa, que sigais vuestro camino en busca de ese yo, esa luz interior.

Hoy ha sido un dia radiante en Alicante, de esos que me hacen encontrarme con migo mismo, mientras disfruto del paisaje, de lo que me rodea, el aire, y mientras, hago unas cuantas fotos : )

un abrazo.

Julio dijo...

Hola! Interesante el cambio realizado por Blogger para los comentarios.

Fluir! Sí! Creo que en la esencia de cada uno de nosotros nos podremos encontrar. Cuando sea posible la consciencia de nuestra consciencia de masa, yo sabré que te encontré a ti en mi, y viceversa. Ahora puedo sentir la energía, la luz, el amor, en mí, y disfrutarla, gozarla, pero aún no tengo la conciencia de que otros lo hagan, a no ser a través de lo que me dicen, de lo que siento a través de lo que me dicen, y de lo que me viene (como intuición?) cuando leo lo que dicen.

Un saludo!

BUSCANDOLUNAS dijo...

fluir y ser... de eso se trata? trataré,entonces trataré. Me llevo las frases Osho. saludos