domingo, diciembre 12, 2004

Tao del sabio

Sin salir, puedes conocer todo el mundo.

Sin mirar por la ventana, puedes ver los caminos del cielo.

Cuanto más lejos vayas, menos recorrerás.

Por eso, el sabio conoce sin viajar.

Ve sin mirar.

Trabaja sin hacer nada.



Los doce colores ciegan el ojo.

Los cinco sonidos ensordecen el oído.

Los cinco sabores confunden el gusto.

La carrera y la caza pueden confundir la mente.

Las cosas preciosas nos descarrían.

Por eso, el sabio se rige por lo que siente,
y no por lo que ve.


"Lao Tse" - Tao Te King

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Porque no hay que trasladarse, ir a ningún lugar, ver con los ojos físicos.... Porque todo está en nuestro interior...
Besos :))

zhenda dijo...

y también a borges el viaje que más le interesaba es el interior.

Anónimo dijo...

Mira que profundo...
Lo he leido varias veces,
cuanta verdad...
me hiciste pensar demasiado...
mnkantavivir.blogia.com

siloam dijo...

no hace falta viajar mucho para aprender a andar con los ojos abiertos hacia fuera y cerrados hacia adentro.
El sentir no e scustión de cantidad de estímulos, pero el viaje interior si no hemos dejado entrar el aire exterior, puede ser baldío.
saludos.

Céfiro dijo...

Si te digo la verdad, este texto ha hecho venir a mi mente a Kant, que no sólo es el filósofo que siento más afín a mí, sino que me parece el verdadero "sabio".
Kant no salió de Königsberg, su ciudad natal más que en dos ocasiones fugaces... dicen que no conocía el mar (que tenía a escasos kilómetros) y sin embargo, escribió siempre con tanta profundidad, agudeza y sabiduría... decían los que le conocieron, que sus clases y sus charlas eran mucho más elocuantes y cálidas aún...
Gran post.

Anónimo dijo...

la senda:

ciertamente amigos, y gracias por los comentarios, es un post con un gran mensaje, intentaré poner de vez en cuando en la medida de lo posible otros parecidos, que crea puedan tener un mensaje especial.

un saludo y luz para todos.