lunes, enero 18, 2010

el Drama Humanitario




















La tierra tiembla ajena al la existencia del ser humano, como si tratara de llamar la atención de alguna manera.

Los terremotos, son un ciclo natural de nuestro planeta, que lleva produciéndose durante millones de años, en gran parte originados por el desplazamiento de las placas tectónicas en la corteza terrestre del planeta, y es que aunque a veces lo olvidemos o no lo apreciemos, el planeta está vivo y va cambiando lentamente.

Estas catástrofes suelen tener consecuencias bastante negativas en los seres humanos que residen en la zona afectada. No es algo nuevo, y son muchas las catástrofes por efectos de la naturaleza en la historia de la humanidad, terremotos, volcanes, tsunamis, huracanes, inundaciones....

En estos días, muchos de nosotros nos sobrecogemos ante la catástrofe humanitaria de Haití, todo un drama en uno de los países más pobres de América, que sin duda alguna ayuda necesitarán la ayuda urgente de todos los países. Resulta triste ver en estos días como las ayudas en la búsqueda de personas bajo los escombros se centra en los hoteles o edificios oficiales mientras que los barrios humildes o marginales ni siquiera se han molestado en pasar, resulta triste pensar que incluso en tragedias como estas, el dinero puede darte la vida o la muerte.


Quizás lo más triste de todas estas situaciones, y más en este caso, es la falsa hipocresía de los gobiernos de los países llamados “primer mundo”, no por el hecho de ayudar en este momento necesario, sino por el mirar hacia otro lado en todo este tiempo, en un drama que ya existía, el ignorar a sabiendas como miles de personas mueren de hambre cada día.

¿Cuándo se hablará de Rwanda, Guinea, Bénin, Tanzanie, Costa de Marfil, Zambia, Malawi, Angola, Chad, Rep.Dem.del Congo, Etiopía, Mozambique y así, una larga lista de países?

En todos estos, faltan alimentos básicos, medios médicos, y se muere de hambre, pero el mundo sigue sin hacer nada, sin dar una solución y mirando hacia otro lado, quizás hasta que vuelva a pasar otro drama, quizás otro terremoto para que la suerte pueda quizás dar un cambio.

Pues bien, me parece muy injusto y lamentable que los gobiernos no tomen medidas al respecto y que la sociedad no exija a sus gobernantes que den soluciones a estos países.

Pero es cierto, a no todo el mundo le puede interesar, no todos estarían dispuestos a perder algunas comodidades para que otros puedan vivir mejor.




Mil millones de personas sufren de hambre crónica en el mundo., y alrededor de 24.000 personas mueren cada día de hambre o de causas relacionadas con el hambre

El hambre , la inmigración y el cambio climático, son y serán lacras de un mundo injusto.

Deseando un mundo más humano y más justo para todos...