jueves, marzo 29, 2007

Sexualidad Natural


Siempre he defendido la naturalidad o normalidad ante un tema tan injustamente oculto, impuesto en muchos casos socialmente como algo malo, perverso y negativo, especialmente entre los sectores religiosos.

La sexualidad, el sexo es algo tan natural como una manzana recién cogida del árbol.

Es algo fresco, relajante y saludable. Rejuvenece.

Nunca he comprendido ese miedo o tabú hacia algo tan cotidiano y tan importante en las relaciones entre personas, en la sociedad.

Imagino que en parte, debo agradecérselo a la naturalidad con la que en el entorno familiar se quiso hacerme ver sobre el tema.

Nuestra sociedad se mueve y se agita con el sexo, la sexualidad es parte de nuestras vidas, en sus distintas variantes y formas, y sin embargo, se esconde, se oculta como si de algo malo se tratase. Que hipocresía, me digo a veces.

El sexo además de placer, es movimiento y transmisión de energía. El Tantra es una forma de disfrutar con la sexualidad y trabajar la energía.

Programas como el que se emitió en su momento por televisión “dos rombos” realizado por Lorena Berdún, son una muestra más de que en nuestra sociedad, se puede hablar sin miedo de sexualidad. Al fin al cabo, la sexualidad es sentir, y sentir son sentimientos.

http://www.campusred.net/campusdiario/20030311/entrev.htm
Lástima que programas como este no sigan, para ofrecer más información a las personas. Siempre se aprende algo nuevo, como la vida misma, el sexo es un continuo aprendizaje.


Como decía anteriormente, buena parte de culpa de ese miedo o tabú a poder hablar, preguntar sobre el tema la tiene la Iglesia, que constantemente asocia todo tipo de acto sexual (salvo el reproductor) con la perversión, el pecado, etc así como la postura de la iglesia ante la masturbación o las diferentes formas de sentir la sexualidad y el amor ya sea de manera etéreo sexual, homosexual o lésbico .

Todo hace que los prejuicios estén presentes en aquellas personas que no terminan de liberarse mentalmente.

Y es que no hay más que recordar el “pecado original” en donde Eva, en este caso la mujer, es condenada por caer en la “tentación”, quizás sea por eso que la iglesia no ha permitido en toda su historia que la mujer sea parte importante de su estructura, y por otro lado siempre hallan hecho tanto énfasis en la virginidad de la virgen.


Por suerte, y aunque lentamente, nuestra sociedad va avanzando mucho más rápidamente que esa iglesia. La liberación social en este sentido es evidente, y en parte tiene mucho que ver la educación.

El Orgasmo es una explosión de energía de tal magnitud que apenas tenemos conciencia de la fuerza que tiene y como podemos canalizarla para ayudarnos a nosotros mismos o utilizar dicha energía para ayudar.

En cierto modo, es un “pequeño gran Big Bang” capaz de liberar y mover muchísima energía.

Sobre el momento o instante del Orgasmo se han escrito muchas cosas, y en ese sentido el cine no se queda corto.

Todos recordamos la famosa escena de la película “Cuando Harry conoció a Sally” en la que se escenifica de una manera especial ese momento tan increíble.

Eso me llega a reflexionar y preguntar sobre si realmente somos conscientes de nuestros orgasmos. Si los sentimos como nuestros o si sentimos más el orgasmo de la persona que está con nosotros. ¿Cómo nos expresamos corporalmente en ese instante? ¿somos ruidosos, silenciosos? etc.

Recientemente y al hilo de una charla sobre sexualidad se habló de estos temas y descubrimos en una web la posibilidad de observar la expresión de cientos de personas en ese momento especial. Ciertamente es algo llamativo y curioso.

Beautiful Agony es un experimento, una forma de hacer natural ese instante.

http://www.beautifulagony.com/

http://beautifulagony.com/preview/showreel/showreel.html

¿Y tú como sientes o que piensas sobre ese momento?

6 comentarios:

alma dijo...

...a mi me hace reflexionar de si somos conscientes de como vivimos...

Hulde Ayala dijo...

definitivamente!

saluditos

MentesSueltas dijo...

El ritmo de vida y las cosas que debemos meditar, reflexionar, muy buena propuesta.
Dejo un abrazo

MentesSueltas

Julio dijo...

Realmente no hay palabras sobre ese momento exacto en el que pierdes toda referencia del mundo en el que vives, dónde estás, quién eres, de dónde vienes, adónde vas... Todo eso se pierde, se pierde todo el control, durante unos segundos, y no te importa. Es un momento de no estar en este tiempo y espacio. Tanto si lo haces solo como si estás acompañado. Tiene su componente egoísta. Puedes compartirlo, pero sólo tú sabes lo que sientes y cómo lo sientes.
Me ha encantado ver cómo la gente goza, disfruta, se entrega. Un vídeo precioso. Es terapéutico.
Un abrazote y ¡viva el orgasmo!

Adriana B. dijo...

y es precisamente que a veces las sociedad y las tantas otras "normas" o disque "costumbre" nos enmarcan a cerrarnos ante tantas cosas maravillosas como aquella magnifica que es el sexo y lo que pueden llegar a ser los orgasmos.
En lo personal a veces mi sociedad me hace presa, pero es que tampoco podria renunciar a lo que tb hace parte de mi y en otras solo escapo y quisiera colaborar a cambiarla, a marcarla y decir RAYOS NO TODO ES UN GRAN TABU!!
me encanto este post tuyo, y llegue de casualidad

Isthar dijo...

Es importantisimo aceptar nuestra sexualidad y saber disfrutarla!!!!

saludos