lunes, marzo 19, 2007

ellos no sienten



La noche cae, lenta y pausadamente,

las luces empiezan a tener vida propia,

cada rincón es una historia diferente.




Los zombis de la ciudad caminan sin control,


sin rumbo, como aislados del mundo.



Las miradas se cruzan, y sin palabras,

parecen decir algo, a veces parecen gritar.



Los sonidos de la noche me envuelven,

quieren convertirme en uno más, como ellos...

pero no lo soy.



Mi sangre fluye entre mis venas, les pese a algunos o algunas,

y mi corazón late, lleno de calor y de vida.


Aquellos que no sienten, que no viven, no pueden ver.

Buscan desesperadamente chupar esa sangre,

esa que tanto les falta y les atormenta.



Solo las hadas de luz pueden llegar a mi en la noche.

Solo aquellas que pueden sentir, amar y vivir.




No dejes que te conviertan,

o dejarás que la luz de tu ser, de tu corazón,

deje de brillar.

8 comentarios:

Julio dijo...

Sigamos estando en nosotros mismos, sintiendo la luz y el amor en nuestro interior. Nosotros somos así, es nuestra naturaleza, pese a que las sombras avanzan amenazadoras y se extienden por todo el planeta.
Nosotros marcamos la diferencia.

Lluneta_bcn dijo...

Que bonito relato.

Clau dijo...

Que bueno! Se nota que fue escrito con "la sangre fluyendo en las venas ".
Saludos

fuzzy dijo...

Llenarse de luz, de amor, dejar que la sonrisa sea reflejo de todo.

Lo único que los zombis me han dejando algo preocupada. Enseñemosles la luz.

un abrazo

Estrella dijo...

No siempre son "zombies" los que te cruzas por la calle, quizás sean muy vivos al llegar a su casa, quizás tengan demasiados problemas y van pensando en como resolverlos...no todo es luz a veces; pero también late corazón dentro de ellos , quizás mas fuerte de lo que pueda parecer. también hay sentimientos detrás de esos que no hablan...

La senda dijo...

gracias por los comentarios...

estrella, no lo dudo, por supuesto..

abrazos

Anónimo dijo...

No te rindas, no te dejes invadir, haz tus sueños realidad, por muchos obstáculos que encuentres en el camino

Anónimo dijo...

No te rindas, no te dejes invadir, haz tus sueños realidad, por muchos obstáculos que encuentres en el camino

Luisa...