sábado, agosto 05, 2006

carta a una estrella



Recuerdo con añoro cada instante,

cada momento de tu presencia,

en este corto e intenso transito por mi senda....

recuerdo cada mirada, cada gesto, cada caricia,

cada lugar, sensación, emoción...



te recuerdo con añoro..

en la lejanía distancia,

mi corazón te siente y desea lo mejor para ti.




son tantos los recuerdos...

mágicos y especiales....



ahora comprendo que hay una estrella,

que es especial, diferente...

y que debe seguir su propio camino...




comprendo y reflexiono,

sobre mi camino a seguir,

otra senda...





Todos, son recuerdos preciosos.

"Gracias de corazón", amiga.




Se feliz, en tu recorrido.

9 comentarios:

Ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ana dijo...

Gracias por tu visita, las fotos que viste son de Herencia un pueblo al lado de Alcazar de San Juan. Mi padre nació allí y yo en Madrid, luego vivimos en Alicante.
La vida da muchas vueltas y hoy estoy en Chile....

Volveré a visitarte.

Julio dijo...

Casa situación en la que la vida nos pone es preciosa, perfecta y justa, adecuada a aquello que hemos de aprender.
Pero qué leches de rabia nos da cuando estamos en una de esas situaciones cabronas y vienen los demás a decirnos palabras bontias como éstas, je, je.
Bueno, sea como sea, no perdamos de vista el humor, ese que nos equilbra en cada momento de nuesta vida.
Abrazos de oso!

almena dijo...

Esos momentos tan gratos, y su recuerdo, son las cosas que hacen fácil el camino.

Un beso

Clau dijo...

Recorde aquello de Vinicus..."que el amor sea eterno mientras dure", y se traduce de tus palabras que asi lo fue, eso es bueno.
Un beso. :)

Estrella dijo...

Gracias a ti por estos maravilosos recuerdos.
Te deso lo mejor en tu senda...
Un beso

La senda dijo...

Me doy cuenta, que la serenidad, la calma y la paz interior, ayudan a comprender estas pruebas, a pasar estas fases transitorias.

Un abrazo a todos....

Gracias, estrella.

Elen dijo...

Hemos de aprender de cada experiencia, buena o mala.

Estamos hechos de recuerdos, es lo que nos diferencia y nos hace únicos, tal y como somos, sin ellos perderiamos nuestra identidad.

Un beso Oscar