jueves, marzo 09, 2006

ocaso en la ciudad



El calor del asfalto, las turbulencias del aire que rodea la ciudad, empieza poco a poco a dejar paso a un leve y sutil aire fresco, hasta cierto punto agradable, que se acentúa con la brisa que acaricia mi rostro.

Poco a poco todo se torna más calmado y tranquilo, cada vez son menos los coches, las personas en la calle, mientras camino voy escuchando los pasos de una pareja enamorada, que ajenos a todo lo que les rodea, parecen desprender un halo de luz que contagia hasta el mismo aire.

Ellos pasean bajo el creciente ocaso que va arropando a la ciudad para la llegada de la noche.

Yo miro hacia el cielo y encuentro una mágica combinación entre la urbe y ese cielo lleno de luz y tonos especiales entre las nubes mágicas.


Junto a una avenida que es como una arteria para la propia ciudad, en ella, encuentro luces en movimiento, sonidos y de nuevo, pasos, los sonidos de un ocaso en la ciudad.

Madrid.

En la distancia y aunque parezca mentira, a veces...se hecha de menos...

Un ocaso, un atardecer en la ciudad, en Avda. de América.

Sencillo y mágico.

5 comentarios:

Estrella dijo...

Vivir entre la naturaleza es muy bonito, la calma, los sonidos, el aire limpio...pero de vez en cuando necesito el ruido, las luces, la gente, el barullo de mi Valencia...para ti Madrid...
Hay que aprovechar lo bueno de cada sitio. Espero que pronto vuelvas a ver ,auque solo sea por unos días, esas calles que echas de menos.
besos

Lluneta_bcn dijo...

Muy bonito Madrid hace mucho que no voy, la verdad que he estado 2 veces y tengo que volver,algo mágico tiene, me encanto el botánico y no acabe el Museo del Prado una maravilla.

saludos Oscar.

Kuan dijo...

Me suena ese paisaje urbano :-). La avda. de América, por donde transito todos los días. Sí, hay belleza en la ciudad, también... Y los ojos que la miran contribuyen a la magia, el alma que recibe su mensaje, contribuye a la magia... Los pasos que resuenan en sus aceras, pasos de seres llenos de sentimientos, incluso lo vehiculos que transitan su calzada forman parte de ese paisaje urbano...

Un beso, amigo

MentesSueltas dijo...

Nunca dejamos de querer ciertas ciudades, lugares que forman parte de historias y vivencias.
Muy lindo es así.
Un abrazo desde Buenos Aires.
MentesSueltas

Julio dijo...

Preciosa foto. Pareciera que uno está ahí, tomando esa misma foto.
Sosegante, relajante.
Saludos!