martes, diciembre 27, 2005

contemplación



El Maestro solía decir...
que sólo el Silencio conducía a la transformación.

Pero nadie conseguía convencerle de que definiera en qué consistía el Silencio.

Cuando alguien lo intentaba, él sonreía y se tocaba los labios con el dedo índice,
lo cual no hacía más que acrecentar la perplejidad de sus discípulos.

Pero un día se logró dar un paso importante cuando uno le pregunto:
"¿Y cómo puede alguien llegar a ese Silencio del que tú hablas?"

El Maestro respondió algo tan simple que sus discípulos se le quedaron mirando,
buscando en su rostro algún indicio que les hiciera ver que estaba bromeando.

Pero no bromeaba.

Y esto fue lo que dijo:

"Estéis donde estéis, mirad incluso cuando aparentemente no hay nada que ver; y escuchad aun cuando parezca que todo está callado".

- historia zen-
----------------------------------------------------


"Escucha lo que no se oye, siente lo que no se ve,
habla con tu silencio y forma parte de esa energía vital,
que todo forma, crea y transforma"

- La senda de luz -

10 comentarios:

lluneta_bcn dijo...

Muy relajantes tus textos, con las prisas nos olvidamos de lo realmente esencial.

"Escucha lo que no se oye, siente lo que no se ve,
habla con tu silencio y forma parte de esa energía vital,
que todo forma, crea y trasnforma"

Me encantan estas frases finales.

Feliz año nuevo,que vaya muy bien.

un saludo cordial.

Bohemia dijo...

Adoro el silencio y observar el mundo que me rodea e ir conociendome a mí misma...

Con tu permiso voy a anotar la última cita de tu post...

Besos silenciosos!

Elen dijo...

Sabios consejos, a veces oimos pero no escuchamos, vemos pero no observamos, vamos tan deprisa que nos perdemos muchas cosas.
Aunque a veces algunos sentimos demasiado, más de lo que nos toca.

Besos!

Arty, the dark elf dijo...

Fantásticas y relajantes reflexiones sí señor...

"El silencio es la primera piedra del templo de la filosofía.
Escucha, serás sabio; el comienzo de la sabiduría es el silencio..."

Hasta pronto

Clau dijo...

Ver y oir mas allà....., si, muy buena reflexiòn!
¿Lo hago..? Si!!!....aunque debo admitir que a veces me causa algunos desbarajustes internos!!!...pero los desbarajustes siempre tienen su lado positivo..no???
Un abrazo :)

almena dijo...

y qué complicado el silencio "interior". Chilla tanto esa carrera de pensamientos incesantes...

Un beso!

Cristal dijo...

Lo esencial brota del silencio...
¡Gracias por este texto, querido amigo!
Un beso cariñoso

Julio dijo...

Tuve una época en la que leía muchos cuentos Zen y me entusiasmaban. Producen un estado especial, de ruptura de esquemas mentales, situaciones paradójicas, en las que se puede alcanzar el satori.
El tema de cómo llevar a una persona a la iluminación o generar las condiciones para que ocurra, o casi ocurra, siempre me ha interesado mucho.

azzura dijo...

Me llené de sosiego leyendo este texto..
Feliz año!!

Kuan dijo...

FELIZ 2006. Y en ese silencio enriquecedor, mi deseo de paz, amor y felicidad para toda tu vida.

Un abrazo enorme