martes, agosto 09, 2005

minutos junto a la muerte



"Me estaba muriendo. Escuché cuando doctor me declaró muerto. Mientras estaba acostado en la mesa de operaciones del hospital grande, un zumbido fuerte y rudo comenzó a retumbar en mi cabeza. Al mismo tiempo, sentí que me estaba moviendo a lo largo de un túnel largo y oscuro".

"Entonces, de pronto, me encontré fuera de mi cuerpo físico! Como un espectador, observé los intentos desesperados del doctor por revivir mi cadáver".

"Pronto... me encontré con un "ser" de luz que me mostró una recapitulación instantánea de mi vida y me ayudó a evaluar mis hechos pasados".

"Finalmente entendí que mi tiempo de morir no había llegado aún y que tenía que regresar a mi cuerpo. Me resistí, porque había encontrado que mi experiencia después de la muerte había sido bastante placentera. Pero, sin embargo, de alguna forma me reuní con mi cuerpo físico y viví"



Son muchas, muchísimas, las personas que de una manera u otra, y por diversos motivos, han experimentado esta experiencia o algo similar. Experiencias que por cierto, suelen crear cambios importantes en la forma de ser de estas personas, la forma de ver y entender la vida, y como no, el hecho natural de la muerte. Casi todos hacen referencias a la luz o el túnel de luz, seres de luz, o encuentros con familiares o amigos que ya se marcharon.

Todas, independientemente de sus estudios, nivel económico, raza, religión, etc, todas, nos han contado lo que han sentido.

Son esas personas que por alguna razón se marcharon, y por alguna otra razón aún más misteriosa aún, estas han vuelto, tras pasar minutos en lo que comúnmente se llama “muerte cerebral” o “muerte clínica”.

Los casos están ahí, y evidentemente, muchos no los creen y no tienen por que creerlos, pero también es cierto que muchos médicos que han tenido pacientes con estas experiencias, empiezan a entender, comprender o simplemente pensar que quizás no todo acaba ahí.

Algunos médicos han llegado a investigar sobre el asunto y han creado sus propias conclusiones, informes y datos sobre los hechos.

Hechos que repito, aún no creyéndolos, debemos respetar, porque estos, son experiencias muy personales que son vividas de forma muy intensa.

No es nada extraño que algunos médicos, doctores comenten sobre pacientes que durante la operación, y estando anestesiados, comentan posteriormente como veían estos, la operación desde una parte superior del quirófano, veían, escuchaban lo que estos decían, lo que hacían, etc, incluso en otras habitaciones distintas a la sala de operación.



El Doctor Raymond Moody o la doctora Elisabeth Kubler-Ross, entre otros, han dado bastante información sobre todo este tema, en muchos de los libros que han publicado.

http://www.lifeafterlife.com/

http://www.nderf.org/Spanish/nderf_ndes_spanish.htm


http://www.elisabethkublerross.com/Spanish/

http://www.lo-inexplicable.com.ar/fantasmas/experiencias_astrales.htm


Raymond Moody, cambió la forma de ver la muerte cuando publicó su libro,
con el titulo, "Vida, despues de la vida".



La vida es algo transitorio,


la energía no desaparece, se transforma.


5 comentarios:

Julio dijo...

Yo, personalmente, creo en la veracidad de estas experiencias. Siempre me han gustado todos estos fenómenos, y he leído sobre ellos.
Las experiencias de vida después de la muerte han abierto nuevos horizontes de investigación, no siendo un tema nuevo, pero ante el que se despliegan muchas posibilidades de investigación y diseños experiemntales.

Julio dijo...

Ah! Estás de vacaciones, ¿no? Entonces, encontraste un huequecito en un cíber para postear.
Un saludo!

La senda dijo...

Saludos Julio

estoy de vacaciones, pero ya en casa otra vez :)

Grismar dijo...

En lo personal tuve una experiencia bastante parecida, y si, es verdaderamente maravilloso y fuera de orden, asi como lo escribes... yo tampoco queria regresar pero ciertamente era necesario estar aqui. Día a día intento hacer que valga la pena :D

Besos.

Brisa dijo...

He leído algo sobre ello y aunque no tengo experiencia al respecto, creo que es bueno saber para comprender... Un beso y gracias por la información. :)